Netflix es un servicio de televisión digital que tiene varias ventajas. Por una parte, es bastante accesible, unos $8 al mes y, algo que nos encanta: no tiene anuncios. Los niños eligen los programas que quieren y, con una buena supervisión, los papás o cuidadores pueden saber a ciencia cierta qué están viendo los niños. Además, todos los programas están doblados al español.

En Qué hago con los chicos preparamos para ustedes una lista de los programas que nos parecen más interesantes de la oferta de Netflix para niños entre 2 y 8 años.

¡Aquí va nuestro top ten!

Del 1 al 10, nuestros programas favoritos.

1. Justo a tiempo. Justo es un niño de unos siete años que vive con sus papás. Es un niño tierno y educado que se hace acompañar de una plasticina amarilla tipo PlayDoh que se llama Cauchín. En cada episodio, a raíz de un evento en su casa, Justo se traslada a un mundo de imaginación donde se encuentra con una amiguita llamada Olivia. Entre los tres viven aventuras ubicadas en distintos contextos históricos o geográficos. Nuestros episodios favoritos son en el que Justo juega con una torre de bloques de colores y se traslada a Nueva York durante la época de la construcción de los rascacielos y en el que Justo y Olivia enseñan a unos bárbaros buenos modales.

 

2. Mía y yo. Mía es una adolescente que queda huérfana y es llevada a uno de los colegios más prestigiosos de Florencia, Italia. En el primer episodio de la serie, recibe un regalo especial: un libro mágico heredado por su padre y que describe un mundo imaginario llamado Centopia, en el que habitan unicornios, elfos, faunos y múnculus. Centopia está dominada por Panthea, una hechicera que se dedica a cazar unicornios para cortarles sus cuernos, pues le permiten tener juventud eterna. Cada vez que un unicornio es capturado, parte del mundo verde y exuberante de Centopia se convierte en un árido desierto. Mía llegará y se hará aliada de los elfos para defender a los unicornios y derrotar a Panthea. Un detalle muy hermoso de la serie es que el mundo de Centopia y sus habitantes está inspirado en las pinturas de Gustave Klimt.

 

3. Princesita. Princesita es una niña pequeña un tanto caprichosa que vive en un palacio rodeada de sus criados y su mascota. Basada la serie en los libros infantiles de Tony Ross, cada episodio muestra a Princesita en uno de esos típicos momentos que vivimos todos los papás con nuestros hijos: cuando no quieren lavarse los dientes, no quieren comer, no quieren probar cosas nuevas, tienen miedo a dormir en la oscuridad. Es una buena serie para conversar con los niños sobre sus conductas y sobre cómo mejorarlas.

 

4. Mr. Maker. Super divertida serie de creatividad y manualidades. Mr. Maker es un joven que vive en un  mundo de arte y tiene unas Cajas Locas de las que saca miles de objetos con los que crea cosas. Los niños, obviamente, no solo quieren ver el programa, sino hacer las divertidas propuestas de Mr. Maker, con lo que los papás tendrán que sacar tiempo para sentarse y poner manos a la obra.

 

5. Charlie y Lola. ¡Amamos Charlie y Lola! En la línea de Princesita, Lola es una niña de seis años que siempre aparece acompañada por su hermanito mayor, Charlie. Como todo buen hermano mayor, Charlie es responsable y cuida de ella. Lola tiene una imaginación desbordante así que en cada episodio ocurren cosas locas y divertidas, usualmente vinculadas con la realidad y las situaciones típicas de los niños. La estética de Charlie y Lola es de las más alternativas de los programas actuales: dibujos hechos a mano, collages, colores vivos. ¡Nos encanta!

 

6. Aventuras con los Kratt. Los Kratt son unos hermanos que viven distintas aventuras relacionadas con animales y sus hábitat. Sus equipos especiales les permiten convertirse en los animales que están conociendo y, desde una base científica, sus amigos colaboran con ellos en sus distintas misiones. Con los Kratt los niños conocen el comportamiento de cocodrilos, águilas, ornitorrincos, canguros, lombrices. Una serie de base científica, muy educativa y super emocionante para los niños.

 

7. Piyanimales. Los Piyanimales son unos títeres tipo Muppets, que ya casi van a dormir. Todos tienen piyama y viven en un cuarto juntos. Cada episodio tiene una lección sobre temas que interesan a los niños, como el miedo a la oscuridad, el compartir con otros, el estar lejos de papá y mamá. Papá y mamá, que están en el cuarto de al lado, están siempre presentes, dándoles soporte y confianza. Tiene unas canciones bonitas.

 

8. Caillou. Caillou es un niñito de unos cinco o seis años que vive con sus padres y su hermanita menor. Cada episodio también presenta una situación típica de la vida en familia. Los padres son amorosos y Caillou va aprendiendo, con su familia, a estar en el mundo y a crecer.

 

9. Veggie Tales. De corte cristiano, los Veggie son todos personajes vegetales que viven en una comunidad. A través de las distintas aventuras de Bob, un tomate, y Larry, un pepino, se dan lecciones sobre la amistad, el cariño, la solidaridad, la generosidad y otros valores positivos. Siempre aparece un versículo bíblico al final de cada capítulo.

 

10. Sid, el chico de la ciencia. Sid descubre el mundo de la ciencia con sus amigos, su familia y sus maestros. Es una fábula divertida que muestra a los niños en la escuela y su proceso de aprendizaje.

 

Aquí está. Creemos que esto es lo mejor de Netflix para ver con los niños. El tiempo que pasan los niños frente al televisor con estos programas es educativo y edificante, no será un desperdicio.

¡Papás, cuéntennos cómo les va con estas series!